Todas las entradas por luislumiere

Recoger naranjas

Dentro de pocas semanas se estrenará Hacksaw Ridge, la primera película dirigida por Mel Gibson desde Apocalypto, hace ya 10 años.

Ese tiempo tampoco lo ha encontrado demasiado frente a cámara. Tres películas lo tuvieron como protagonista: El castor (Jodie Foster, 2011), y dos de acción: Edge of darkness (Martin Campbell, 2010) y Get the gringo (Adrian Grunberg, 2012).

Blood father, de Jean-François Richet, es su regreso al género. La sinopsis es tan sencilla como otras miles: un padre debe proteger a su hija de unos criminales que quieren matarla.

Otra vez algún estereotipo mejicano dando vueltas, un personaje femenino creado para el lucimiento de Gibson y una relación padre e hija más bien básica.

Pero entretenimiento hay, y mucho. Incluso algún guiño a Mad Max.

Mezclado en un guión que tiene la profundidad de un charco, hay un diálogo padre-hija destacable. Huyendo se suben a un camión repleto de trabajadores golondrina mejicanos. El personaje de MG los mira mal y la hija lo reprende.

“Vienen a sacarme el trabajo”, dice él.
“¿Recoges naranjas para ganarte la vida?”, pregunta ella.
“No, pero alguien lo hace”, dice él.
“Te apuesto lo que quieras que ninguna persona blanca ha bajado nunca una fruta de un árbol”, remata ella.

The wave

Imaginen vivir en un lugar paradisíaco. Una pequeña villa en las montañas a la orilla de un lago que no puede ser más azul. Ahora imaginen que la montaña tiene una fractura y puede caerse en cualquier momento, generando olas de varios cientos de metros de alto.

Bueno, de eso se trata de The wave, una película Roar Uthaug, un noruego a quien quizá alguien ubique por una película de terror de 2006: Cold Prey, sobre unos esquiadores que se quedan varados en un hotel en el medio de la nada y algo/alguien los empieza a asesinar.

De ese 2006 a este 2016 (en realidad La ola es de 2015) hay cambios notorios en el cine de Uthaug, como en el cine noruego, sobre todo en el abandono de amateurismo.

Algunos ejemplos, de los que hemos escrito en algún momento en SalónIndien, son El rey de la isla, El cazador de trollsIn order of dissapreance o Headhunters.

The wave está dentro de esos parámetros, es muy entretenida y aunque previsible, absolutamente disfrutable.