Recoger naranjas

Dentro de pocas semanas se estrenará Hacksaw Ridge, la primera película dirigida por Mel Gibson desde Apocalypto, hace ya 10 años.

Ese tiempo tampoco lo ha encontrado demasiado frente a cámara. Tres películas lo tuvieron como protagonista: El castor (Jodie Foster, 2011), y dos de acción: Edge of darkness (Martin Campbell, 2010) y Get the gringo (Adrian Grunberg, 2012).

Blood father, de Jean-François Richet, es su regreso al género. La sinopsis es tan sencilla como otras miles: un padre debe proteger a su hija de unos criminales que quieren matarla.

Otra vez algún estereotipo mejicano dando vueltas, un personaje femenino creado para el lucimiento de Gibson y una relación padre e hija más bien básica.

Pero entretenimiento hay, y mucho. Incluso algún guiño a Mad Max.

Mezclado en un guión que tiene la profundidad de un charco, hay un diálogo padre-hija destacable. Huyendo se suben a un camión repleto de trabajadores golondrina mejicanos. El personaje de MG los mira mal y la hija lo reprende.

“Vienen a sacarme el trabajo”, dice él.
“¿Recoges naranjas para ganarte la vida?”, pregunta ella.
“No, pero alguien lo hace”, dice él.
“Te apuesto lo que quieras que ninguna persona blanca ha bajado nunca una fruta de un árbol”, remata ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s